fbpx

Pandemia de COVID-19 y derechos de los estudiantes con discapacidades

Posted on

El brote de COVID-19 continúa afectando las operaciones escolares. Los padres de estudiantes con discapacidades cuyos servicios de educación especial se ven afectados por COVID-19 deben saber que sus hijos aún tienen derechos y protecciones a pesar de las interrupciones causadas por el brote.

Este recurso destaca algunos requisitos clave de educación especial que pueden ayudarle a garantizar que un estudiante con una discapacidad continúe recibiendo una educación pública gratuita y adecuada. Disability Rights Texas (DRTx) tiene recursos educativos adicionales que brindan más información sobre el proceso de educación especial, incluido un glosario de términos de educación especial. También aceptamos solicitudes de defensa en nombre de personas con discapacidades. Si desea obtener ayuda de DRTx, obtenga información sobre cómo solicitar servicios.

Servicios compensatorios y servicios de año escolar extendido

Los servicios compensatorios son servicios adicionales proporcionados por la escuela para devolver a un estudiante con una discapacidad a un nivel de progreso educativo que el estudiante debería haber alcanzado pero que no pudo debido a una falla de la escuela. Los servicios de año escolar extendido son servicios de educación especial que se brindan más allá del año escolar normal.

Cuando las escuelas cerraron o solo ofrecieron instrucción remota durante un período prolongado y no se brindaron servicios de educación especial debido al brote, el distrito debe proporcionar servicios compensatorios para que el estudiante pueda ponerse al día y alcanzar las metas del Programa de Educación Individualizada (en inglés, IEP). La escuela debe ofrecer servicios de año escolar extendido si el estudiante ha exhibido, o se puede esperar razonablemente que exhiba, una regresión severa o sustancial que no pueda recuperarse dentro de un período de tiempo razonable.

El Proyecto de Ley 89 del Senado, aprobado en 2021, ahora requiere que las escuelas añadan un suplemento por escrito al IEP del estudiante para abordar los servicios compensatorios necesarios para las reducciones de servicios de educación especial y la pérdida de progreso como resultado del cierre de escuelas debido a la pandemia. Si la escuela no prepara el Suplemento del IEP COVID-19 o no propone recuperar los servicios no prestados, los padres pueden solicitar servicios compensatorios por no implementar las disposiciones del IEP y cumplir con el Proyecto de Ley 89 del Senado.

Instrucción en línea

La instrucción en línea o la instrucción remota es la enseñanza a través de la tecnología cuando el maestro y el alumno se encuentran en lugares separados. La instrucción en línea es una opción para que la escuela brinde contenido académico y no académico a un estudiante con una discapacidad.

Bajo una nueva ley estatal, los distritos pueden recibir ayuda estatal para educar a los estudiantes de manera remota. Toda la instrucción virtual debe ser accesible y brindar al estudiante la misma oportunidad de obtener el mismo resultado, obtener el mismo beneficio o alcanzar el mismo nivel de logros que el que se proporciona a otros. Los problemas de accesibilidad e igualdad de oportunidades pueden variar desde subtítulos en una conferencia en vivo, uso de asistencia tecnológica, hasta la adaptación de métodos para que el estudiante demuestre el conocimiento del contenido.

La instrucción remota puede ser preferible a cambiar la ubicación de un estudiante con discapacidad a confinamiento. Si bien el confinamiento en el hogar mantiene a un estudiante fuera del aula, existen inconvenientes, como involucrar a un médico para que recomiende un entorno restringido y, por lo general, menos horas de servicios de educación especial. Las decisiones sobre instrucción en el hogar versus instrucción en línea deben tomarse a pedido de los padres en una reunión del Comité de Admisión, Revisión y Salida (en inglés, ARD).

Instrucción presencial

Si bien las escuelas han reabierto ampliamente, el COVID-19 todavía está presente y puede amenazar el bienestar y la vida tanto del personal como de los estudiantes. Para proteger a los estudiantes con discapacidades y permitir la participación en la educación presencial, los padres pueden solicitar adaptaciones razonables de distanciamiento social y máscaras bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades y la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación.

Al igual que con todas las solicitudes de adaptaciones, los padres deben tener documentación de respaldo y presentar la solicitud por escrito al administrador de la escuela. Los padres pueden informar si un distrito no proporciona adaptaciones razonables a la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de EE. UU.

Notificación previa por escrito

La notificación previa por escrito es un documento que la escuela debe entregar a los padres de un estudiante con una discapacidad cada vez que la escuela quiera modificar algo en el IEP del estudiante, como dónde se educa al estudiante o la cantidad de servicios de educación especial que se brindan actualmente.

Esta notificación mantiene a los padres informados sobre un posible cambio para que puedan ayudar a la escuela a decidir sobre cualquier revisión del IEP. Por ejemplo, si la escuela quisiera reducir la frecuencia con la que se brindan servicios relacionados a un estudiante debido a la pandemia, debe notificarlo a los padres por escrito con anticipación.

En Texas la escuela debe entregar la notificación previa por escrito a los padres al menos cinco días escolares antes de que la escuela proponga un cambio, a menos que los padres estén de acuerdo con un período de tiempo más corto.

Reuniones del Comité ARD

Un comité ARD incluye tanto al personal de la escuela como a los padres de un estudiante con una discapacidad. El Comité ARD es el grupo que discute y decide dónde se educa el estudiante y el tipo y la cantidad de educación especial y servicios relacionados proporcionados. Por ejemplo, si los padres quisieran hablar sobre los servicios para su hijo que es médicamente vulnerable ante el brote, pueden entonces solicitar una reunión del Comité ARD.

La escuela puede realizar una reunión virtual que permita la participación remota para practicar el distanciamiento social durante el brote.

Repaso y revisión de los IEP

El IEP de un estudiante contiene información importante sobre el estudiante, incluido dónde se educa el estudiante y el tipo y la cantidad de educación especial y servicios relacionados que le son proporcionados.

La escuela y los padres deben revisar y actualizar el IEP al menos una vez al año. Si resulta necesario un cambio o es aprobado antes, como durante el mismo año escolar, la escuela y los padres deben revisar el IEP. Por ejemplo, si la escuela quisiera trasladar a un estudiante a una ubicación confinada en el hogar debido al brote, el Comité ARD del estudiante debe entonces enmendar el IEP.

Reevaluaciones

Una reevaluación es una nueva ronda de pruebas y evaluación de un estudiante con una discapacidad. La escuela debe reevaluar a un estudiante al menos una vez cada tres años.

La escuela también debe reevaluar a un estudiante en cualquier momento que determine que las necesidades educativas o de servicios relacionados del estudiante justifican una reevaluación. Los padres también pueden solicitar una reevaluación.

Por ejemplo, si la escuela estuviera cerrada o solo ofreciera instrucción remota durante un período prolongado y no se brindaron servicios de educación especial o éstos fueron limitados debido al brote, entonces la escuela debe solicitar el permiso de los padres para reevaluar al estudiante al regresar a la escuela para analizar la regresión de habilidades. Los padres deben solicitar una reevaluación por escrito si les preocupa que su hijo haya retrocedido o se haya perdido una cantidad sustancial de instrucción y servicios especiales.

Recursos adicionales

Para obtener más información y recursos relacionados con los derechos de los estudiantes con discapacidades durante el brote de COVID-19, consulte los elementos que se enumeran a continuación.

DRTx:

Agencia de Educación de Texas (TEA):

Ayuda para estudiantes universitarios

Si tiene preguntas o inquietudes sobre sus derechos en la universidad y desea hablar con alguien, envíe por mensaje de texto: COLLEGE al 512-229-9109 para solicitar que alguien se comunique con usted.

 

Creado: 13 de marzo de 2020
Última actualización: 11 de octubre de 2021
Código de Publicación: ED24S

Para solicitar este folleto en Lengua de Señas Americana (ASL, por sus siglas en inglés), Braille o como un archivo de audio, contáctenos.


Disability Rights Texas logo

www.DRTx.org
Admisión estatal: 1-800-252-9108
Llamada de video para lenguaje de signos: 1-866-362-2851
Llamada de video Púrpura 2: 512-271-9391
Admisión en línea disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana: intake.DRTx.org

Descargo de responsabilidad: Disability Rights Texas se esfuerza por actualizar sus materiales anualmente, y este folleto se basa en la ley en el momento en que fue escrito. La ley cambia frecuentemente y está sujeta a varias interpretaciones por diferentes cortes. Cambios futuros en la ley pueden hacer que parte de la información en este folleto no sea exacta.

Este folleto no está diseñado para, ni sustituye la asesoría de un abogado o ayuda para su situación en particular.

Imprimir esta Página