fbpx

Consejos sobre empleo para personas con discapacidades psiquiátricas

Posted on

Folleto de Derechos de los Discapacitados en Texas

Para solicitar este folleto en Lengua de Señas Americana (ASL, por sus siglas en inglés), Braille o como un archivo de audio, contáctenos.

Consejos sobre empleo para personas con discapacidades psiquiátricas

Este folleto trata de responder varias preguntas acerca de cómo las personas con discapacidades psiquiátricas pueden conseguir y mantener un trabajo.

La Ley

¿Hay alguna ley que pueda ayudarme a conseguir o mantener un trabajo?

Sí, la ley ahora prohíbe a la mayoría de los empleadores discriminar contra personas con discapacidades, incluyendo personas con enfermedades mentales. Los únicos empleadores que no están cubiertos por una ley son los empleadores privados con menos de 15 empleados que no reciben ningún dinero federal.

¿Qué dice la ley?

La ley que prohíbe la discriminación dice que un empleador no lo debe tratar a usted diferente debido a un punto de vista con prejuicios acerca de las personas con enfermedades mentales o una historia de enfermedad mental. La ley también señala que los empleadores deben proporcionarle a usted una adaptación razonable si usted necesita una con el fin de que usted haga su trabajo o disfrute los mismos beneficios de su trabajo como un empleado sin discapacidades.

¿Qué significa eso?

Significa que su enfermedad mental actual o pasada no debería impedir que usted consiga o mantenga un trabajo.

Obtener un trabajo y adaptaciones razonables

¿Qué se requiere para hacer el trabajo?

Como cualquier otro que solicite un trabajo, usted tiene que cumplir las calificaciones básicas en educación y capacitación. Si, por ejemplo, el trabajo requiere un diploma de educación secundaria superior, entonces usted tiene que haberse graduado de educación secundaria superior o haber obtenido su G.E.D. (Desarrollo educativo general). Usted también necesita ser capaz, física y mentalmente, de realizar las tareas esenciales del trabajo, con o sin adaptaciones razonables.

¿Qué son “adaptaciones razonables”?

Adaptaciones razonables son cambios en el proceso de solicitud de trabajo y el entorno de trabajo. Algunos ejemplos son un tiempo de inicio posterior (también con un tiempo de salida posterior) para adaptarse a problemas de medicación matutinos, otras modificaciones del itinerario de trabajo, eliminación de algunos deberes de trabajo no esenciales, tiempo de capacitación adicional y/o ayuda en el trabajo, un espacio de trabajo en un lugar tranquilo, y tiempo de permiso no remunerado extra para asistir a terapia. Otra adaptación podría ser hacer que su empleador entrene a su supervisor para proporcionar a usted instrucciones en la manera más constructiva para usted. Usted también puede querer que su empleador eduque a sus compañeros de trabajo acerca de las discapacidades psiquiátricas. Muchas otras cosas podrían ser también adaptaciones razonables.

Así que, si yo puedo hacer el trabajo, con adaptaciones si las necesito, entonces ¿conseguiré el trabajo?

Sí, usted debería conseguirlo, si usted es la persona más calificada para el trabajo.

¿Quién decide quién es la persona más calificada para el trabajo?

El empleador lo decide. Pero, si usted tiene un motivo para creer que usted estaba al menos tan calificado como la persona contratada, y que usted no fue contratado debido a su discapacidad psiquiátrica, entonces usted puede presentar una queja por discriminación. Las quejas por discriminación se describen en el folleto separado de Discriminación en el Empleo de Disability Rights Texas. Si usted presenta una queja, que también se llama un «cargo» por discriminación, el empleador puede tener que explicar a la agencia de investigación por qué el empleador cree que usted no era el más calificado.

¿Cómo encuentro y solicito un trabajo?

Usted encuentra trabajos en una variedad de formas: por boca a boca, anuncios en el periódico, la Comisión de Rehabilitación de Texas (si usted califica para sus servicios) y la Comisión de Fuerza de Trabajo de Texas. Las personas en esas oficinas también pueden ayudarlo a usted a preparar un registro de su historial de trabajo (si usted tiene uno), y puede dar consejos a usted acerca de solicitar trabajo y entrevistarse para conseguir uno. Para aprender más acerca de la Rehabilitación Vocacional (VR), revise nuestro folleto sobre el tema.

Divulgar información y el proceso de entrevista

Debería hablar al empleador acerca de mi actual o pasada enfermedad mental cuando solicito un trabajo?

Por lo general, no. De acuerdo con la ley, cuando usted solicite un trabajo, usted no tiene que hablar al empleador acerca de una discapacidad, ya sea física o mental. La ley también dice que, en la mayoría de los casos, el empleador puede no preguntar acerca de ninguna discapacidad hasta después de que el empleador le ofrezca a usted un trabajo. Entonces, si el empleador le pregunta a usted durante la solicitud de trabajo si usted tiene una enfermedad mental, si ha sido hospitalizado o si toma medicación o ve a un psiquiatra, usted no tiene que responder. Usted también puede tener un buen motivo para presentar una queja por discriminación de empleo si el empleador hace esas preguntas durante su solicitud de trabajo. Puesto que a usted no se le requiere hablar acerca de su discapacidad cuando está solicitando un trabajo, muchas personas eligen no hablar acerca de esto hasta después de que son contratadas y necesitan alguna ayuda debido a su discapacidad. Sin embargo, algunas personas con enfermedad mental pueden tomar la decisión de hablar con el empleador acerca de esta desde el principio. Si, por ejemplo, el empleador ya conoce acerca de su enfermedad mental o si usted tiene síntomas que hacen que su enfermedad sea evidente, usted tal vez quiera comentar la enfermedad y los síntomas y las adaptaciones que se pueden necesitar. Si el empleador no tiene prejuicios y quiere contratarlo a usted, esto puede ayudarle a resolver las cosas para que usted pueda hacer el trabajo. Sin embargo, aunque es contrario a la ley, algunos empleadores tienen prejuicios y pueden no contratarlo a usted debido a su discapacidad psiquiátrica.

Si estoy buscando un trabajo, y decido no contarle al empleador acerca de mi historial de enfermedad mental, ¿significa eso que no habrá discriminación contra mí en el proceso de contratación?

No necesariamente. El empleador podría suponer que usted tiene algún tipo de discapacidad o enfermedad mental si usted tiene síntomas de la enfermedad, o si usted tiene efectos secundarios de la medicación que está tomando, que son obvios cuando usted habla con un entrevistador. Si su curriculum vitae indica períodos en su vida adulta cuando usted no tenía empleo sin explicación, el empleador puede preguntarle a usted por qué no estaba trabajando.

Entonces ¿Qué debería hacer acerca de los síntomas y mi curriculum vitae?

Usted no tiene motivo para sentir vergüenza por síntomas que usted no puede controlar o períodos en su historial de empleo que usted no pudo evitar. De nuevo, la pregunta es si usted siente que usted tendrá más posibilidad de conseguir y mantener el trabajo hablando con el empleador directamente acerca de esas cosas. Cualquier cosa que usted decida, usted no debería inventar trabajos pasados o, de otro modo, tergiversar su historial de trabajo pasado. Ya sea que usted crea que eso está justificado o no, un empleador puede afirmar que tiene el derecho de negarse a contratarlo a usted, o posteriormente despedirle, si el empleador averigua acerca de tergiversaciones (tal como lo hacen con frecuencia).

¿Qué pasa si sé que voy a necesitar «adaptaciones razonables» para poder hacer el trabajo? ¿No debería hablar yo de eso en mi entrevista de trabajo?

Por lo general, no. Tal como se comentó arriba, el empleador normalmente no puede hablar sobre esto durante la solicitud de trabajo. La única vez que usted necesita hablar sobre esto antes de conseguir una oferta de trabajo es si usted necesita una adaptación con el fin de completar el propio proceso de solicitud.

Si yo decido hablar al entrevistador acerca de mi historial de enfermedad mental ¿Debería también hablar acerca de las adaptaciones que necesitaré?

Si la discapacidad de una persona es evidente, por ejemplo, la persona utiliza una silla de ruedas, el empleador puede preguntar qué adaptaciones podrían ser necesarias. Pero muchas personas con enfermedad mental o un historial de enfermedad mental no tienen síntomas obvios, de modo que el asunto de la discapacidad no se debería traer a colación con mucha frecuencia. Por otra parte, tal como se dijo arriba, el empleador podría suponer que usted tiene algún tipo de enfermedad o discapacidad mental. Si el empleador le pregunta a usted acerca de si necesita adaptaciones y cuáles podrían ser, usted puede tomar la decisión de comentar eso o no. Si usted no desea comentar las adaptaciones en la entrevista, usted debería decir al empleador que usted prefiere no comentarlo. Entonces, el empleador no debería preguntar a usted nada acerca de esto. Usted tiene que decidir si hablar sobre adaptaciones en la entrevista ayudará o perjudicará su posibilidad de obtener y mantener el trabajo.

Si no consigo el trabajo ¿Cómo sabré si fue debido a discriminación ilegal en base a mi enfermedad mental?

Usted posiblemente no lo sabrá con seguridad, podría tener la sospecha. Usted podría sospechar de discriminación si el empleador sabe acerca de su historial de enfermedad mental, o su tratamiento para la enfermedad mental, y posteriormente el empleador muestra menos interés en contratarlo a usted. Igualmente, si usted sabe que las calificaciones de la persona que fue contratada y sus calificaciones son tan buenas o mejores, usted tiene motivo adicional para hacerse la pregunta. Usted puede pedir al empleador que explique por qué usted no consiguió el trabajo, pero este no tiene que darle una explicación. Únicamente una oficina gubernamental que investigue la discriminación por empleo, o su abogado después de que un juicio ha sido iniciado en un tribunal, pueden obligar al empleador a explicar sus acciones. El folleto separado de discriminación por empleo de Disability Rights Texas explica más acerca del proceso de investigación.

Más acerca de las adaptaciones

¿Qué pasa si necesito una adaptación en el trabajo? ¿Cómo consigo una?

Si usted necesita adaptaciones, usted debería decírselo a su supervisor o al funcionario de recursos humanos del empleador. Es mejor confirmar su solicitud por escrito. El empleador necesita luego decidir si las adaptaciones que usted ha solicitado son necesarias o no para que usted haga su trabajo, y si son razonables.

¿Qué pasa si no sé cuáles adaptaciones podrían ser de ayuda?

Usted puede pedir ayuda a su terapeuta, si tiene uno, o a otros que usted conozca que tengan una discapacidad psiquiátrica. Usted también puede contactar a Disability Rights Texas u otros grupos de defensa con capítulos locales tales como Consumidores de Salud Mental de Texas, Redes de Sobrevivientes Psiquiátricos, la Alianza para los Enfermos Mentales, y las Asociaciones de Salud Mental. El gobierno federal también ha establecido oficinas para proporcionar asesoría sobre adaptaciones. Son la línea directa de Ayuda Técnica de Negocios y Discapacidad Regional ADA al número 800-949-4232 (voz/TDD) y la Red de Adaptaciones en el Trabajo al número 800-ADA-WORK (800-232-9675) (voz/TDD).

¿Quién decide si yo obtendré una adaptación, o qué clase de adaptación conseguiré?

El empleador decide, pero debe darle a usted una si la necesita, y si está disponible una adaptación razonable y efectiva. También es importante tener un diálogo con su empleador, explicando sus necesidades y dando sus adaptaciones sugeridas, y escuchando las ideas de su empleador.

¿Cómo determinará el empleador si las adaptaciones son necesarias?

El empleador simplemente puede estar de acuerdo en proporcionar las adaptaciones que usted solicite. Pero, después de que usted es contratado y ha solicitado una adaptación, el empleador tiene el derecho de pedir a usted que obtenga una declaración escrita de su médico explicando su necesidad para la adaptación.

Una vez que yo convenza a mi empleador de que necesito una adaptación ¿Tiene mi empleador que proporcionarla?

Su empleador tiene que proporcionar adaptaciones que no sean demasiado caras en comparación con la riqueza global de la compañía, y que no interfieran demasiado con el trabajo o el lugar de trabajo.

¿Cuán caro es demasiado caro?

Depende de la riqueza de la compañía, que es algo que solo puede ser determinado con precisión examinando los registros financieros. Por lo general, eso no es necesario, no obstante. La vasta mayoría de adaptaciones son muy baratas comparado con las finanzas de cualquier compañía cubierta por una de las leyes antidiscriminación.

¿Qué pasa si mi discapacidad hace que yo actúe «de forma extraña» en el trabajo?

En general, no se supone que un empleador tome acciones contra usted por una conducta relacionada con su discapacidad. Hay excepciones, sin embargo, que se enumeran más adelante.

  • Comportamiento: Un empleador puede no tener que justificar un comportamiento indebido que sea lo suficientemente grave como para justificar ser despedido, incluso si el comportamiento es un síntoma de una medicación o discapacidad psiquiátrica.
  • Bajo la influencia: Un empleador puede tener y hacer cumplir una política contra abuso de drogas o alcohol en el trabajo.
  • Prueba de drogas: Un empleador no puede hacer una prueba para una medicación recetada, pero puede hacer una prueba a los solicitantes para uso de drogas ilegales.
  • Exámenes médicos: A los empleadores les dan algo de margen para pedir exámenes médicos posteriores a la oferta y exámenes médicos de los empleados actuales.

Un empleador puede que no tenga que justificar un comportamiento indebido que sea lo suficientemente grave como para justificar ser despedido, incluso si el comportamiento es un síntoma de una medicación o discapacidad psiquiátrica. Igualmente, el empleador puede tener, y hacer cumplir, una política contra abuso de drogas o alcohol en el trabajo.

¿Qué pasa si mi empleador desea proporcionar una adaptación diferente a la que he pedido a mi empleador que proporcione?

De nuevo, usted debería hablar con su empleador acerca de las adaptaciones. Eso incluye decir al empleador lo que usted desea, y escuchar la respuesta y sugerencias de su empleador. Su empleador puede tener una idea para una adaptación alternativa a la que usted preferiría, que aun así le permitirá a usted hacer su trabajo o disfrutar de sus beneficios. Por ejemplo, si los efectos secundarios de su medicación hacen que sea difícil para usted pensar con claridad por las mañanas, una adaptación podría ser permitir que usted empiece a trabajar más tarde. Otra adaptación podría ser asignar tareas simples y no esenciales a usted durante la primera hora o dos de trabajo cada día. Su empleador posiblemente tendría el derecho de elegir una adaptación o la otra, siempre que sea efectiva para usted.

¿Qué pasa si no puedo convencer a mi empleador de que necesito una adaptación o no creo que la adaptación que mi empleador ha elegido funcionará para mí?

Usted debería continuar haciendo su trabajo lo mejor que pueda y, al mismo tiempo, debería continuar hablando con su empleador. Algunas veces puede ser útil si usted pide ayuda a un compañero de trabajo comprensivo, un defensor, amigo o miembro de la familia. Si usted continúa estando en desacuerdo, debería obtener consejos de un abogado para determinar su siguiente paso. Si está pensando en renunciar, asegúrese de hablar con un abogado antes de decidir. Una cosa que un abogado puede aconsejarle que haga es presentar una queja por discriminación.

Presentar una queja y más información

¿Cómo presento una queja por discriminación en el empleo?

Usted debería revisar el folleto de discriminación en el empleo de Disability Rights Texas. Explica lo que usted necesita hacer y cuándo. También explica lo que usted puede esperar del proceso de investigación gubernamental. Presentar un cargo por discriminación es con frecuencia solo el comienzo de un largo proceso que puede o no terminar a su favor.

¿Dónde puedo conseguir más información sobre esto?

Usted podría examinar la Guía de orientación de cumplimiento de EEOC sobre la Ley de estadounidenses con discapacidades y trastornos psiquiátricos (marzo de 1997).

Conclusión

Ahora que hay leyes que protegen a las personas con enfermedades mentales, los empleadores pueden tener más educación y una mayor comprensión acerca de las enfermedades mentales. Si usted tiene una enfermedad mental actual o pasada, debería tener una mejor oportunidad de obtener o mantener un trabajo de la que tenía tan solo hace unos años. No obstante, muchos empleadores todavía discriminan contra personas con una discapacidad psiquiátrica. Si lo hacen, es importante que haga valer sus derechos presentando un cargo por discriminación.

 

Última actualización: 8 de enero de 2021
Código de Publicación: EM06S


Disability Rights Texas logo

www.DRTx.org
Admisión estatal: 1-800-252-9108
Llamada de video para lenguaje de signos: 1-866-362-2851
Llamada de video Púrpura 2: 512-271-9391
Admisión en línea disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana: intake.DRTx.org

Descargo de responsabilidad: Disability Rights Texas se esfuerza por actualizar sus materiales anualmente, y este folleto se basa en la ley en el momento en que fue escrito. La ley cambia frecuentemente y está sujeta a varias interpretaciones por diferentes cortes. Cambios futuros en la ley pueden hacer que parte de la información en este folleto no sea exacta.

Este folleto no está diseñado para, ni sustituye la asesoría de un abogado o ayuda para su situación en particular.

Print This Page