La mayoría de las personas con discapacidades pueden manejar sus propios asuntos con ayuda y orientación de una persona en la que confían y que no necesitan un tutor. Existen muchas alternativas a la tutela que brindan apoyo a personas con discapacidades para tomar decisiones sin quitarles sus derechos.

Durante la 84ª Sesión Legislativa de Texas en 2015, los legisladores aprobaron nuevas leyes que hacen de Texas el primer estado en tener leyes que reconocen los acuerdos de toma de decisiones respaldados como una alternativa a la tutela. La toma de decisiones respaldada permite a las personas tomar sus propias decisiones y mantenerse a cargo de sus vidas, al tiempo que reciben la ayuda y la asistencia que necesitan para hacerlo.

Disability Rights Texas puede ayudar a las personas con discapacidades a crear acuerdos de toma de decisiones respaldados o proporcionar recursos para que las personas puedan crear uno por su cuenta.